El pasado 24 de Mayo, iniciamos la primera sesión de Terapia Asistida con Perros, con el trabajo previo de nuestra psicóloga, María Fabregat, que unificó grupos cognitivos con el objetivo, evidentemente, de  sacar el máximo partido a este tipo de sesiones. . Los participantes, además de tener un primer contacto con el perro, realizaron  diferentes actividades, cuyo objetivo principal fue la estimulación de diferentes áreas. Se consigue que la persona pueda alcanzar una mejora en la calidad de vida. Se trabajaron diferentes áreas:  Para la estimulación sensorial y motora: Los usuarios acariciaron, cepillaron y perfumaron al perro. Jugaron con el, tirándole una cuerda e indicándole que la recogiera y se la trajera de nuevo, también con unas formas geométricas que tuvieron que identificar posteriormente.  Para estimular memoria y atención: Memorizaron  el nombre del animal, focalizando la atención sobre este. Aprendieron  las partes del cuerpo, a conocerle, sus costumbres, necesidades, cómo cuidarlos,  etc.  Para estimular el lenguaje: Se les indicó y se les enseñó a dar órdenes gestuales y verbales (pedir que venga que se siente, que coja un objeto, pedirle que salude, que se tumbe, etc.), expresar la comunicación postural del animal, etc.  Para estimular habilidades sociales: Interaccionaron  con el animal, jugaron con él, hablaron del animal y de sus costumbres  Para el control de impulsos: Trabajaron los tiempos de espera con diferentes actividades.   Fue una experiencia muy  gratificante para los usuarios que participaron y para los profesionales que les acompañamos Juntos pudimos comprobar la respuesta tan positiva en algunos casos muy especiales y la buena aceptación y gran interacción por parte de todos ellos. Os mostramos imágenes y os recordamos que la próxima sesión será el próximo 21 de Junio.