Para garantizar el bienestar de nuestros usuarios es fundamental el trabajo que realiza nuestra excelente fisio Mónica Segarra.      Su función radica en adaptar, el tipo de tratamiento al estado y necesidad de la persona para que la rehabilitación sea lo más efectiva. El secreto, en muchos casos, es la actividad progresiva y de trabajo diario que impartimos de forma ininterrumpida de lunes a viernes.    Mónica efectúa terapia con parafina, electrodos y por supuesto trabajo con bicicleta, espalderas, especialmente, con los usuarios más autónomos. Para para aquellas personas con movilidad más reducida pauta asimismo terapias, más pasivas de confort.     Tiene mucho éxito también las actividades más grupales que permiten una interacción con otros usuarios y fomentan la sociabilidad.     Las sesiones de rehabilitación, siempre acaban con paseos en el jardín, con ayuda de alguna de nuestras excelentes auxiliares y que permiten trabajar el refuerzo de a musculatura y minorar la pérdida de la masa muscular.     Mónica está siempre a disposición de los familiares, para comentar y dar más detalles sobre los tratamientos, así como para solventar cualquier duda o preocupación que los mismos puedan tener sobre la rehabilitación de su familiar.