Este artículo es una humilde nuestra de agradecimiento a todas aquellas  familias que  una vez más, muestran una gran generosidad e implicación con el proyecto asistencial de Portamar Residencial.

En esta ocasión Elisa Romero, hija de nuestra querida usuaria María Muñoz, nos sorprendió,  con la iniciativa de preparar en la residencia , un taller de pintura de placas de cristal .

Elisa que reside en Madrid, y que se desplaza a Castelldefels donde se encuentra María, su estimada madre  se encargó de comprar los materiales y de explicar , con mucha paciencia y cariño , el delicado trabajo que debían hacer.

El taller resultó de lo más exitoso y todas se sintieron muy orgullosas de su “creación”. Elisa ha contagiado su generosidad y esa luz especial que siempre ilumina su rostro.

Cualquier iniciativa es acogida con gran ilusión, pero si además detrás, hay una familia que la ha impulsado, nos enorgullece y nos hace sentir aún más implicados en el trabajo que cada día realizamos.

Nuestro agradecimiento también, a todas las auxiliares y técnicos que, con su experiencia, sonrisa y atención, intentan hacer felices a las personas que viven con nosotros.

Por supuesto os mostramos imágenes del taller de Elisa que esperamos os gusten!